Guía Completa De La Densidad De La Espuma

Guía Completa De La Densidad De La Espuma | ¿Ventajas De Los Colchones De Alta Densidad?

Cuando uno busca un colchón, siempre se fija en el soporte, el confort y la suavidad, el tipo y el fabricante, pero la mayoría de la gente pasa por alto un factor crucial. La densidad de la espuma del colchón es uno de los factores más importantes que influyen en el soporte, la comodidad y la suavidad, el índice de respuesta y la longevidad. Como medida directa de la calidad de su colchón, la densidad de la espuma de un colchón es un factor crítico en la fabricación de colchones que funcionan para su cuerpo. Antes de comprender cómo la espuma influye en la evaluación de la calidad de su colchón y en su sueño, entre otros factores, veamos una explicación científica.

¿Cómo Medir La Densidad De La Espuma?

Antes de entrar en los detalles técnicos más adelante en esta guía sobre la densidad de la espuma, tenemos que entender cómo se mide. La densidad de la espuma del colchón es el peso de un pie cúbico de un tipo particular dividido por su volumen. Así, una espuma con memoria de alta densidad o una poliespuma de alta densidad tendrían una mayor masa por peso cúbico que una opción de menor densidad. En términos sencillos, tiene más espuma empaquetada en el mismo espacio y, como resultado, es más densa y goza de otras cualidades que una variante de baja densidad. Por ejemplo, es posible que se encuentre con la posibilidad de elegir entre una espuma de 32 densidades y una de 40 densidades y no sepa qué elegir. Ahí es donde entra nuestra guía de densidades de colchones y le indica qué densidad es mejor para usted.

Además, la misma densidad de diferentes materiales de espuma de colchón variaría por la comodidad y el apoyo que le proporcionan. Una densidad de 40 sería alta en la espuma de poliéster (PU Foam), no tanto en la espuma con memoria, y muy baja para otras. Por ejemplo, en la población india, la gente prefiere que la espuma de PU tenga un valor de densidad entre 32 y 40. Del mismo modo, la espuma con memoria debe tener un valor de densidad entre 50 y 60 y entre 55 y 65 para la espuma de látex. Estos valores cambian según el fabricante y pueden indicar la calidad, el tipo de suavidad y el soporte del colchón. Los valores de densidad más altos, como 90 y 100, se utilizan en los núcleos ortopédicos o en las capas de soporte o en el núcleo ortopédico de un determinado colchón.

Lea también: Colchones Flex Opiniones y Análisis

Cómo Elegir La Densidad Correcta De La Espuma Para Su Cuerpo

Cómo Elegir La Densidad Correcta De La Espuma Para Su Cuerpo

Baja densidad: Menos de 1,5 libras por pie cúbico.
Densidad media: Entre 1,5 y 1,7 libras por pie cúbico.
Densidad alta: Más de 1,7 libras por pie cúbico.

Los valores de densidad indicados anteriormente para los diferentes tipos de colchones dan una idea aproximada de lo que debe buscar en términos de densidad. Pero su peso corporal, sus preferencias y otros factores son igualmente importantes a la hora de decidir un colchón compatible.

1. Densidad De La Espuma De PU

La espuma de PU es un material generalmente de baja densidad con poros más grandes y se encuentra entre el rango de densidad de 32 y 40. En concreto, una espuma de PU de 1,5 libras/pie cúbico pesaría aproximadamente 680 gramos. Al mismo tiempo, la espuma de poliéster de alta densidad tendría una unidad de densidad de 1,8 libras/pie cúbico y pesaría unos 135 gramos más, con 816 gramos, para el mismo tamaño de bloque. Estas medidas son esenciales para evaluar su adecuación al colchón y el uso al que está destinada la capa. Por ejemplo, las capas de espuma de PU entre las capas gruesas de un colchón de alta densidad serían finas y de baja densidad. En cambio, para garantizar un confort y un aislamiento térmico de alta calidad, la variante de mayor densidad de la espuma de PU se sentiría mejor en la capa de confort. Además, el uso de capas de espuma de poliuretano de alta densidad en su colchón también garantiza un mejor apoyo, y una capa de espuma de poliuretano de firmeza media sería ideal para la mayoría. La espuma de poliuretano no es el mejor material para el soporte, y puede consultar las tablas siguientes para comparar la densidad del colchón y el peso corporal.

Densidad de la espuma con memoria: La espuma con memoria es más densa que la espuma de PU, y una mayor densidad significa poros más pequeños, más calor y una menor idoneidad para personas obesas o con sobrepeso. Por ello, también hay que evaluar la idoneidad según el peso corporal de la espuma con memoria de alta densidad a la hora de utilizar un colchón. La espuma con memoria debe tener un valor de densidad entre 40-50. Cuanto mayor sea la densidad, más cómoda, confortable y propensa al sobrecalentamiento (menos adecuada para personas con sobrepeso o excesiva sudoración) será. Además, el coste de la espuma viscoelástica es mayor que el de la espuma de poliuretano y puede aumentar considerablemente en función de la densidad. La espuma viscoelástica de baja densidad sería adecuada (de firmeza media) para la mayoría de las personas y sería menos duradera. Un colchón de espuma con memoria de alta densidad es excelente para el alivio del dolor y la comodidad, especialmente si regula la temperatura de la construcción del colchón.

Densidad de la espuma con memoria: La espuma con memoria es más densa que la espuma de poliuretano, y una mayor densidad significa que los poros son más pequeños, que hay más calor y que disminuye la idoneidad para las personas obesas o con sobrepeso. Por ello, también hay que valorar la idoneidad según el peso corporal de la espuma con memoria de alta densidad a la hora de utilizar un colchón. La espuma con memoria debe tener un valor de densidad entre 40-50. Cuanto mayor sea la densidad, más cómoda, confortable y propensa al sobrecalentamiento (menos adecuada para personas con sobrepeso o excesiva sudoración) será. Además, el coste de la espuma viscoelástica es mayor que el de la espuma de poliuretano y puede aumentar considerablemente en función de la densidad. La espuma viscoelástica de baja densidad sería adecuada (de firmeza media) para la mayoría de las personas y sería menos duradera. Un colchón de espuma con memoria de alta densidad es excelente para el alivio del dolor y la comodidad, especialmente si regula la temperatura de la construcción del colchón.

Espuma viscoelástica de firmeza media: La espuma con memoria de firmeza media se encuentra en el rango de 3,5-4 libras por pie cúbico o pesa entre 1,59 – 1,8 kg por pie cúbico. Es bastante más pesada que la espuma de PU, pero mantiene su forma y sus beneficios durante más tiempo que la espuma de menor densidad y es adecuada para personas con un IMC medio o perfecto.

Espuma viscoelástica de alta densidad: La espuma con memoria de alta densidad, por otro lado, tendría una densidad de 6 libras por pie cúbico, y pesa al norte de 2,7 kg por pie cúbico, lo que la hace más adecuada para una capa de soporte en cualquier colchón. Esta sería una buena opción para las personas que buscan confiar en un colchón de alta densidad pura, y las personas con un IMC ligeramente superior o perfecto disfrutarían durmiendo en él. La espuma viscoelástica de alta densidad puede utilizarse en diferentes grosores en colchones viscoelásticos u ortopédicos para el contorno corporal y el alivio de la presión. No es una buena opción utilizar espuma viscoelástica de alta densidad en la capa de confort de cualquier colchón. Esto provocaría un calentamiento excesivo y una incómoda experiencia de sueño en la cama.

Lea también: El Mejor Edredon Nordico

2. Densidad De La Espuma Con Memoria

La espuma con memoria de alta densidad tiene varios pros y contras y no es la mejor opción para la mayoría de la población. Como se ha mencionado, es mejor utilizarla en la capa de soporte como una capa más gruesa que contornea el cuerpo y ofrece un excelente soporte para un colchón de espuma con memoria pura. En cambio, es una buena idea utilizar un colchón de espuma con memoria de firmeza media en la capa de confort o en la capa de soporte, dependiendo de las necesidades de soporte del colchón y del peso corporal.

Baja densidad: Menos de 3,5 libras por pie cúbico
Firmeza media (densidad media): Entre 3,5-4 libras por pie cúbico
Alta densidad: Más de 6 libras por pie cúbico

3. Densidad De La Espuma De Látex Orgánico

La espuma de látex orgánico es uno de los mejores materiales de espuma en diferentes colchones de espuma de látex híbrido o puro. Aunque los fabricantes pueden utilizar espuma de látex sintética, nosotros hablaremos de espuma de látex 100% pura y orgánica. Aunque las propiedades y los beneficios del colchón sintético varían, el colchón de espuma de látex orgánico puro tiene una densidad que depende del tipo. La espuma de látex Dunlop es la variante más duradera y de alta densidad, y la Talalay es algo menos densa pero mantiene todas las propiedades.

La espuma de látex es de naturaleza medio-firme, y su densidad puede configurarse en función del uso. Por ejemplo, se puede utilizar la espuma de látex Talalay en la capa de confort de la mayoría de los colchones. En cambio, la espuma de látex Dunlop está destinada estrictamente a la capa de soporte. La espuma de látex tendría una densidad superior a 3,75 libras por pie cúbico. La espuma de látex Talalay se situaría en el rango de 3,75 a 6 libras por pie cúbico, y la Dunlop sería más densa y estaría fuera de este rango. La mayoría de la gente encontraría una variante de espuma de látex Talalay de firmeza media o alta entre el rango de 3,75-6 libras por pie cúbico. El precio de la espuma de látex Dunlop sería más bajo, y el precio del colchón de espuma de látex orgánico Talalay para dormir sería más alto. En consecuencia, sólo se utilizan hasta 2-4 pulgadas de espuma Talalay en cualquier colchón de látex o híbrido.

Baja densidad: Menos de 3,75 libras por pie cúbico
Media-firme (densidad media): Entre 3,75 y 6 pies cúbicos
Alta densidad (sólo en Dunlop): Más de 6 libras por pie cúbico

¿Por Qué Son Importantes Las Materias Primas De Alta Calidad?

Por Qué Son Importantes Las Materias Primas De Alta Calidad

Las materias primas de alta calidad en su colchón son esenciales para garantizar el confort a largo plazo, y cuando se trata de la espuma, adquiere un nuevo significado. Las materias primas de alta calidad son esenciales en la industria del sueño debido a la naturaleza del producto (ya sean colchones, almohadas o incluso el tejido del colchón). En un país tan extenso como la India, los patrones de sueño de las personas varían y los climas también. Por ello, algunos climas pueden ser más fríos, y otros pueden ser cálidos y húmedos o incluso secos. Teniendo en cuenta la demografía, la forma de dormir de la gente también cambia, y las materias primas influyen en el entorno del sueño y, en última instancia, en su calidad de sueño.

Dado que su colchón es su principal artículo de cuidado personal y responsable de la salud fisiológica a largo plazo, a mayor calidad, mayores beneficios. Por ejemplo, las materias primas de mayor calidad en el tejido y la espuma garantizan que no se produzcan problemas de higiene y calidad en el futuro. Por ejemplo, las materias primas de mayor calidad son especialmente beneficiosas cuando se utiliza espuma reticulada, ya que algunos fabricantes pueden utilizar jirones reciclados. Este reciclado provoca emisiones de gases y riesgos para la salud, además de una calidad irregular en los productos.

Por el contrario, las tiras nuevas de fabricación propia serían una mejor opción para la misma espuma reticulada. Además, cuando hablamos de la calidad de la espuma en bruto, la calidad mide la densidad y el proceso de fabricación (adición o ausencia de productos químicos). Así pues, las materias primas de alta calidad son esenciales por la sensación y el funcionamiento a largo plazo y los beneficios estéticos.

¿Por Qué Es Importante La Densidad De La Espuma?

La densidad de la espuma es muy importante en su colchón debido a que la densidad funciona de forma diferente en las distintas capas del colchón. Así, aunque las diferentes densidades de espuma tienen un valor de densidad variable, su densidad también desempeña un papel diferente en las diferentes capas del colchón. Por ejemplo, la espuma de alta densidad ayudaría a aumentar el confort, la felpa y la durabilidad general en la capa de confort.

Sin embargo, dependiendo del tipo de espuma que utilicemos en las distintas capas, la variación de la densidad puede dar lugar a una experiencia diferente en los distintos colchones. El uso de una espuma de mayor densidad en la capa de soporte ayuda a ofrecer un soporte de contorno que hace que la capa sea más suave. El mismo principio se aplica también al núcleo del colchón, donde la espuma de altísima densidad funciona para proporcionar soporte a las capas superiores o a cualquiera de los lados de un colchón de doble confort.

Lea también: Colchones Aspol Opiniones

1. Ventajas De La Espuma De Alta Densidad

Ventajas De La Espuma De Alta Densidad

La espuma de alta densidad es una gran opción y parámetro de mejor calidad en un colchón. Pero, ¿cómo influye la espuma de alta densidad en su sueño y en la calidad del colchón? ¿La espuma de baja densidad del colchón va a ser perjudicial o peor? Puede encontrar estas respuestas en la guía de densidad de la espuma que aparece a continuación:

I. Durabilidad: Después de algún tiempo, la mayoría de los colchones empiezan a mostrar signos de envejecimiento o de haber dormido en ellos. Puede ser demasiado sutil para notarlo o visible para mirarlo desde la distancia. La espuma de alta densidad juega un papel muy importante en el funcionamiento de su colchón a largo plazo. La espuma de alta densidad tiene poros más pequeños y una mayor durabilidad que las opciones de baja densidad debido a la mecánica del colchón y al uso general.

La espuma de alta densidad también dura más tiempo debido a un impacto ambiental menos invasivo, ya que el polvo, los alérgenos y la humedad no impactan diversamente en las capas para causar daños a corto plazo. Esta propiedad también es útil para garantizar que el mantenimiento de su colchón no provoque la erosión de las capas superficiales o internas. Además, la espuma de alta densidad también es menos propensa al desgaste y la abrasión que los colchones de baja densidad.

Además, las capas de espuma de alta densidad también duran mucho tiempo porque su colchón le apoya y le reconforta sin recibir el daño físico en sí mismo. Por lo tanto, si una persona con sobrepeso utiliza un colchón de espuma de látex orgánico de alta densidad en comparación con una variante de baja densidad, el colchón tendría más posibilidades de desarrollar una impresión corporal. Una espuma de látex orgánico de baja densidad no sería tan hipoalergénica, de apoyo y cómoda como una opción de alta densidad.

II. Más comodidad: Cuando hablamos de confort, nuestra mente lo asocia con la suavidad. Sin embargo, la suavidad no significa necesariamente que su colchón de espuma tenga que ser de baja densidad. Al contrario, cuanto mayor sea la densidad de la espuma de su colchón, más cómodo será para su cuerpo a corto y largo plazo. Esto se debe a que las capas de alta densidad tienen un mayor índice de respuesta y propiedades de alivio de la presión que las variantes de espuma de colchón de menor densidad no tienen.

Confort significa que siente un alivio de la presión y un cierto grado de suavidad que amortigua las curvas de su cuerpo. Sin embargo, las opciones de baja densidad no serían tan efectivas a la hora de ser confortables para sus músculos ni le permitirían sentirse tan cómodo como una opción de alta densidad. Una capa de espuma de baja densidad se derretiría o daría más libertad al peso de su cuerpo sin mucha presión reactiva y, en última instancia, dependería de las capas que hay debajo. Por ello, una capa de alta densidad en la capa de confort es mejor para el alivio del dolor corporal a corto plazo y le permite sentirse más tranquilo que una capa de espuma de baja densidad.

Si busca un colchón de lujo relativamente más suave y no tiene afinidad por una superficie de colchón más firme, una capa de espuma con memoria de densidad media sería perfecta. Pero cuando hablamos de la espuma viscoelástica como ejemplo ideal de diferenciación entre las opciones de baja densidad y las de alta densidad, también debemos tener en cuenta cómo reacciona con su peso corporal. Por ejemplo, una capa de espuma con memoria de densidad media sería mejor para usar en la mayoría de los colchones, ya que no aislaría el calor tan eficazmente como una variante de alta densidad. Además, una capa de espuma viscoelástica de densidad media también ofrecería más margen de maniobra para dar vueltas en la cama sin sentirse atascado. Pero esto se debe a las propiedades de alivio de la presión y de contorno corporal de la espuma viscoelástica.

No ocurre lo mismo con una capa de espuma de látex orgánico o de espuma HR, ya que cuanto más densas sean, mejor. Su colchón debe mantenerle a flote (al menos parcialmente, como en un colchón de espuma con memoria de alta densidad). El confort es subjetivo y se basa en el peso corporal y en cómo reacciona la capa de confort de alta densidad con su cuerpo, y puede variar según el tipo de colchón mencionado anteriormente.

Lea también: Colchones Relax Opiniones

III. Apoyo: La capa de espuma de alta densidad del colchón es crucial para mejorar el soporte del funcionamiento general de su colchón. Mientras que el núcleo puede ser de espuma de alta o muy alta densidad para garantizar una larga vida y actuar como único soporte durante años, también es esencial en otras capas. La espuma de alta densidad presente tanto en las capas de soporte como en las de confort es fundamental para mejorar la sensación de la columna vertebral y los músculos.

Es útil para la alineación de la columna vertebral, y cuando se duerme en diferentes posiciones, un colchón con capas de espuma de alta densidad es una mejor opción que uno más bajo. Esto se debe a que cuando duermes de espaldas o de lado, otras partes de tu cuerpo necesitan apoyo y amortiguación para estar cómodos. Por ejemplo, dormir de lado ejerce una presión máxima sobre los músculos de los omóplatos, necesita una orientación del cuello con una almohada y ejerce presión sobre la zona pélvica. Para ello, necesita una comodidad y un apoyo adecuados en sus puntos de presión, lo que provoca dolor por la mañana.

Si duerme en un colchón de baja densidad con un sistema de soporte robusto en la base, provocará dolores a corto y largo plazo. Sin embargo, dormir en diferentes posiciones sobre una capa de alta densidad proporciona un soporte adecuado y una presión reactiva que mantiene sus puntos de presión a flote y cómodos.

El factor de apoyo de una capa de espuma de alta densidad no significa que su colchón se sienta como un ladrillo o que no ofrezca ninguna libertad de movimiento al dormir. Obtendrá apoyo en todos los puntos de presión correctos con la comodidad adecuada, lo que no es una opción en un colchón de espuma de baja densidad. La durabilidad y el soporte de un colchón de alta densidad te ayudan a dormir durante años en tu posición favorita sin despertarte con incómodos dolores matutinos o crónicos.

Apoyo

IV. Alivio de la presión: La espuma de alta densidad tiene la función esencial de actuar como capa principal de alivio de la presión de su colchón. El núcleo o la base del colchón, con la capa de espuma ortopédica o la capa de muelles interiores, ayudan a aliviar la presión de los músculos. Pero el principal alivio de la presión cuando se va a dormir en su colchón son las capas de confort y de soporte que actúan conjuntamente. El alivio de la presión en su cuerpo es el resultado de que sus músculos puedan relajarse y desestresarse después de un día y relajarse en una posición neutral donde la presión reactiva anula su estrés físico. Esta presión reactiva neutraliza el malestar o la tensión pendiente en sus músculos, articulaciones y en todo el cuerpo se anula con la ayuda de una capa de espuma de alta densidad.

Por ejemplo, cuando se acuesta en un colchón de espuma con memoria de alta densidad, la capa de confort de alta densidad ayuda a aliviar la presión. Reconforta la piel y los tejidos y músculos subyacentes. La capa de soporte de alta densidad del colchón puede ser de espuma HR, espuma de látex o incluso espuma viscoelástica, que contornea el cuerpo y ayuda a sostenerlo en diferentes posiciones. Como resultado, acabas teniendo una experiencia de sueño que anula la presión de tus músculos e incluso produce un alivio del dolor.

V. Alivio del dolor: El alivio del dolor es una propiedad esencial en un colchón, independientemente de su intención como colchón ortopédico o no. La espuma de alta densidad del colchón es fundamental para el alivio del dolor, además de un sistema de soporte sólido. Esto se debe a que, si bien el núcleo de muelles internos o el núcleo de espuma ortopédica proporcionan un soporte completo a su cuerpo, hay más cosas que mantener su cuerpo en un soporte adecuado que el núcleo. Por lo tanto, cuando se busca un colchón por sus propiedades para aliviar el dolor, las capas de soporte y confort también deben ser de alta densidad porque se suman al soporte que proporciona el núcleo del colchón.

Por la noche, además del alivio de la presión, tus músculos necesitan relajarse en una posición neutra para sentirse libres de dolor y obtener alivio del dolor crónico. Su postura y la forma de dormir en diferentes posiciones con una capa de espuma de alta densidad que ofrezca soporte y alivio de la presión son esenciales. Dormir de lado o de espaldas necesita que su columna vertebral se relaje en su forma natural, y el mismo principio se aplica a todo su cuerpo.

Su núcleo de muelles internos o de espuma ortopédica puede proporcionar diferentes niveles de soporte, pero es su capa de soporte de alta densidad la que trabaja para aliviar el dolor al contornear su cuerpo. Su columna vertebral y sus músculos descansan en la posición en la que la capa de soporte de alta densidad los orienta, y usted consigue experimentar un sueño dichoso y sin dolor.

Por el contrario, las variantes de colchones de menor densidad no serían tan eficaces en el alivio del dolor, ya que su peso corporal (por muy medio o alto que sea) siempre tendería a hundirse más abajo sin presión reactiva. Por ello, la mayoría de los colchones ortopédicos tienen una capa de espuma viscoelástica de densidad media, ya que el confort y la firmeza de la superficie no hacen más que aumentar.

En los colchones ortopédicos de muelles interiores o de doble confort, la espuma de poliespuma de alta densidad o la espuma de látex orgánico de alta densidad desempeñan un papel fundamental. Su colchón puede tener un sistema de muelles Bonnell, pero sigue necesitando una capa firme de alta densidad para aliviar la presión y ofrecer un apoyo completo al cuerpo. Sin una capa de alta densidad adecuada, dormir en un colchón de muelles Bonnell o en cualquier colchón de muelles ensacados sería imposible, ya que el sistema de muelles «pellizcaría» su cuerpo.

VI. Mejora de la calidad del sueño: La densidad de su colchón influye en lo cómodo que se siente cuando se va a dormir. Como ya se ha dicho, es responsable del alivio de la presión, del sueño sin dolor e incluso del apoyo. El conjunto de estos factores permite dormir mejor, y una opción de baja densidad no sería tan eficaz ni duradera.

Puedes disfrutar de un sueño de alta calidad cuando estás cómodo, apoyado y no sientes presión ni molestias en ninguna parte de tu cuerpo. Aunque las diferentes partes desempeñan su papel, y las capas de espuma de alta densidad no son responsables del apoyo significativo, el alivio del dolor, el alivio de la presión y otras ventajas, usted necesita todas ellas juntas.

Sin las capas de espuma de alta densidad en su lugar, su experiencia en el colchón no aprovecharía al máximo todos los beneficios que su cuerpo puede disfrutar. La calidad de su sueño depende de diferentes factores como el entorno del sueño, la temperatura del colchón, la presión, las propiedades analgésicas e incluso el soporte. Puede estar tranquilo en un colchón de espuma de alta densidad con todos estos factores trabajando a su favor en un colchón compatible. Sin embargo, un colchón de espuma de baja densidad no podría ofrecer todos estos beneficios en un solo paquete.

Lea también: Colchon Sonpura Royal Opiniones

2. Desventajas De Los Colchones De Alta Densidad

Desventajas De Los Colchones De Alta Densidad

Los colchones de alta densidad comparten varias ventajas y plantean problemas para las personas que no eligen sus colchones con cuidado. Los problemas de un colchón de alta densidad pueden ser similares a:

I. Calor corporal excesivo: La espuma con memoria de alta densidad no sería ideal para las personas con mayor peso corporal y que viven en climas cálidos y húmedos. Independientemente de su preferencia por la experiencia de dormir con espuma con memoria o suave y afelpada, siempre debe optar por las capas de espuma de colchón adecuadas para su cuerpo. La espuma viscoelástica de alta densidad puede provocar sudoración excesiva, incomodidad y una experiencia de sueño desagradable al dar vueltas en la cama.

II. Incapacidad para dormir: Los diferentes tipos de colchones utilizan diferentes densidades de materiales en sus capas. Las capas de mayor densidad, como la espuma de PU, sólo son adecuadas para la capa de confort. La espuma HR de alta densidad, la espuma de látex orgánico y otros materiales más densos sólo son buenos para las capas de soporte. Tener la densidad adecuada en el lugar correcto es igual de importante, y una instalación o elección incorrecta puede causar la incapacidad de dormir.

La dificultad para dormir puede deberse a un calor corporal excesivo, a una firmeza inadecuada, a una firmeza excesiva y a la incompatibilidad con su tipo de colchón. Por eso es fundamental elegir la densidad adecuada en un colchón de hotel o a medida. Cuando los huéspedes se alojan en su hotel, prefieren un cierto grado de confort y placer, y utilizar capas de alta densidad por todas partes no conduciría a altos índices de satisfacción. La alta densidad es esencial, pero también lo es tener el tipo de colchón adecuado, que es más probable que sea para uso doméstico.

III. Exuberancia inadecuada: Como ya se ha mencionado, una alta densidad no siempre significa un colchón más firme. Si se trata de un colchón más blando, es necesario que tenga una densidad y un grosor específicos, especialmente en la capa de confort. Por eso, en la capa de confort se suele instalar una espuma con memoria de alta densidad o espuma de PU. Cualquier otro material o una densidad inferior de estos dos tipos de espuma puede provocar una felpa inadecuada. El colchón sería suave, pero la felpa y el confort son diferentes, especialmente cuando se trata de colchones de alta densidad.

Relación Entre Alta Densidad, Firmeza Y Confort

Cuando hablamos de cualquier capa de colchón o densidad de espuma, la alta densidad aporta diferentes pros y contras. Además, la densidad de la espuma del colchón también tiene un requisito mínimo para el peso del cuerpo que sería cómodo. Por ejemplo, una persona con sobrepeso u obesa necesita un apoyo adecuado de un núcleo ortopédico o un sistema de muelles internos y una amortiguación adecuada. La espuma viscoelástica de alta densidad sería adecuada para una persona con un peso corporal medio, pero no es una buena opción para una persona con sobrepeso u obesa o para alguien que sude en exceso. Del mismo modo, confiar en una variante de alta densidad de la espuma de látex no siempre sería un buen factor cuando su peso corporal o sus necesidades específicas se sitúan en el rango del IMC medio o perfecto.

Para abordar la cuestión de la firmeza y la densidad del colchón, debemos fijarnos en el tipo de colchón del que hablamos. Por ejemplo, una capa de espuma con memoria de firmeza media o incluso de alta densidad se sentiría cómoda y afelpada, y la espuma de látex firme, la espuma HR o la espuma reenganchada serían demasiado duras para utilizarlas en la capa de confort. Por lo tanto, la densidad del colchón no determina la sensación, sino que juega un papel importante en la experiencia de dormir en la capa de confort. Teniendo en cuenta el mismo caso, las opciones de alta densidad o alta densidad de la espuma HR, la espuma reticulada o la espuma de látex sólo son adecuadas para su uso en la capa de soporte e inutilizables/no viables en la capa de confort.

Lea también: Colchon Emma Opiniones

Conclusión

Los números de densidad pueden ser un poco técnicos para la mayoría de los que miran y piden colchones a medida. Por eso, la mayoría de nuestros colchones de lujo utilizan la densidad adecuada en diferentes capas y tienen capas de confort y soporte de alta densidad en todos los lugares adecuados.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *